12018Abr

Umbilicoplastia, la última moda en cirugías – Diario Austral

Consiste concretamente en un procedimiento de cirugía estética diseñado para mejorar la apariencia del ombligo dándole un aspecto mucho más prolijo. Tenemos que tomar en cuenta que el ombligo es una cicatriz, resultando de un proceso cicatricial luego de la sección del cordón umbilical al momento de nacer. Esta cicatrización puede dar diferentes aspectos y con el paso del tiempo puede derivar en un ombligo poco estético que altera en definitiva toda la región abdominal, especialmente después del embarazo, por estar sometido durante varios meses a presiones y tensiones que puede modificarlo de diferentes maneras además de alterar la piel circundante con la aparición de estrías periumbilicales que pueden llegar -desde el punto de vista estéticodañar drásticamente la región. Además, no olvidemos la manipulación, del ombligo y tejido circundante, con elementos como piercing que se utilizan habitualmente por años. También están las marcas secundarias a cirugías como de hernias u otros procedimientos laparoscópico como la cirugía de vesícula, bariátrica o ginecológico.

En Chile y en el mundo cada vez más las mujeres -sobre todo en estos meses de verano- son las que optan por realizarse esta operación, debido a que es sencilla y ambulatoria pero, al mismo tiempo cambia por completo la imagen de su abdomen, que a muchas mujeres las limita al elegir un traje de baño u otra prenda de vestir.

La operación de la umbilicoplastía se comienza con una pequeña incisión en el ombligo, la cual no tiene suturas visibles. Posteriormente, se quita cualquier tipo de piel que esté sobrante, así como también tejido cicatricial. En el caso de que no existan hernias y solo se trate de piel, el procedimiento puede realizarse en una sala de procedimientos con la aplicación de anestesia local.

En cambio, es un procedimiento un poco más complicado, cuando está asociada a una hernia o vasos sanguíneos comprometidos al momento de proceder, es necesario realizar la intervención con anestesia general en un quirófano. La operación, dependiendo del tipo de cirugía del cual se trate, dura alrededor de una hora aproximadamente y, en casi todos los casos, el paciente puede marcharse a su hogar o ser dado de alta al poco tiempo de haber terminado, siempre y cuando el cirujano plástico así lo permita.

“La umbilicoplastía se realiza con varios fines, como por ejemplo, eliminar cicatrices producidas por piercings o cirugías previas, también para quitar las arrugas y el exceso de piel, sobre todo luego de la pérdida brusca de peso o para reparar una hernia en conjunto con la remodelación del ombligo. Pero no solo puede realizarse en esos casos, sino que también se aconseja para cualquier persona que no esté contenta con la forma, el tamaño y el aspecto de su ombligo”, comenta el cirujano plástico Harold Bayo.

Deja un Comentario